El servicio funciona desde hoy en ocho sedes, en las que es posible gestionar el carnet espontáneamente en el día; cuesta $3380, casi el cuádruple del común.

Todos aquellos que necesitan renovar el carnet con urgencia, se habilitó un servicio especial que permite tramitarlo en el día sin sacar turno antes. La «licencia exprés» cuesta $3380 -casi el cuádruple de la tradicional- y se puede obtener desde hoy en ocho sedes diferentes. El vecino que lo solicite (y cumpla con todos los requisitos) podrá llevársela en el acto.

La Dirección General de Habilitación de Conductores y Transportes busca ofrecer una alternativa para quienes necesiten actualizar su licencia en forma urgente, así como agilizar el proceso en general. Y es que si bien en el sitio web del gobierno de la ciudad se puede elegir un turno de renovación filtrando por fecha, lugar o disponibilidad, es prácticamente imposible conseguir una reserva para el día siguiente.

Para obtener la licencia exprés, los vecinos deben acercarse a una de las ocho sedes habilitadas y dirigirse al mostrador de «Turno en el día», donde se verifica la documentación. Si esta es correcta, se emite una boleta única de imposición (BUI) por el monto de $3380, que se debe pagar con tarjeta de crédito o débito en los cajeros ubicados en las oficinas. Una vez que se presenta la boleta abonada, se obtiene la habilitación para comenzar el trámite.

Los requisitos para acceder al trámite exprés son los mismos que para la licencia común: DNI con domicilio en la Capital, libre deuda de infracciones, certificado de antecedentes de tránsito (Cenat), charla de seguridad vial online realizada, estudios médicos preexistentes ya declarados en el trámite anterior, certificado de antecedentes penales abonado para quienes tramitan la categoría D, denuncia policial en caso de robo o pérdida de la licencia y certificado de legalidad si se trata de un cambio de jurisdicción cuya licencia no posea formato nacional.

 Juan José Méndez, secretario de Transporte porteño, quien destacó que a partir de ahora los vecinos que necesiten renovar su licencia de conducir en forma urgente podrán hacerlo a través del nuevo servicio.

Las sedes en las que puede realizarse el trámite son Central Roca (Av. Roca 5252), CGP 2 (Vicente López 2050), CGP 12 (Holmberg 2548), CGP 13 (Av. Cabildo 3067), CGP 14 (Beruti 3325), CGP 15 (Av. Córdoba 5690), La Nueva Seguros (Beiró 4662) y Chacabuco (Emilio Mitre 981).

Cada día, la Dirección General Habilitación de Conductores y Transportes habilita unas 1600 licencias dentro del ámbito de la ciudad. Durante 2018 se emitieron unos 459.302 carnets entre otorgamientos y renovaciones, de los cuales el 68% fueron realizados por hombres. En la sede central de Roca, el proceso de renovación de la licencia dura unos 102 minutos (desde la reforma edilicia de las instalaciones en 2017 se redujo casi 20 minutos). La licencia tradicional cuesta $975.

En paralelo, desde febrero quedó habilitada la versión digital del registro de conducir que se puede «llevar» en el celular. Esta no tiene costo y se genera automáticamente al tener una licencia de conducir nacional vigente. Para obtenerla se debe descargar la aplicación Mi Argentina. Allí estarán disponibles el frente y el dorso del registro de conducir más un código QR. La policía o el fiscalizador pueden leer ese código, que se renueva cada 24 horas y por consiguiente debe actualizarse antes de salir a la calle, de manera de no depender de conectividad.