En el inicio de la pandemia por Covid-19 desde casi inicios del 2020, la Secretaría de Transporte y Obras Públicas del Gobierno de la Ciudad convocó a conductores de taxis para que se sumen a las tareas en el marco de la lucha contra el coronavirus formando parte del operativo de traslado de pacientes leves y personal médico. Desde entonces, ya realizaron más de 115 mil viajes.

El operativo funciona desde abril del 2020, las 24 horas, todos los días de la semana. Los taxistas se encuentran al servicio del Ministerio de la Salud para trasladar a personas que fueron testeadas, resultaron positivas, y necesitan cumplir con el aislamiento obligatorio. Los conductores trabajan en diferentes turnos y están distribuidos por los distintos barrios de la Ciudad. Cuando se les asigna un viaje, les indican el origen y el destino del mismo, así como la información sobre el o la paciente que van a trasladar.

Los viajes suelen ser desde las UFUs de los Hospitales hacia los Hoteles que dispone el GCBA para aquellos que luego de dar positivo necesitan cumplir aislamiento. Pero además, trasladan pacientes que resultaron positivos desde los Centros de testeos en las comunas, desde el operativo Detectar, o desde Aeroparque o Ezeiza, donde se testean quienes regresan a la Ciudad.

En articulación con el Ministerio de Salud, en los últimos meses los taxistas comenzaron a colaborar con el operativo de vacunación de la Ciudad. Realizan, por ejemplo, traslados del personal médico abocado a la vacunación a domicilio para aquellas personas que no pueden movilizarse hacia los centros; así como el traslado de insumos que necesitan ser reubicados en los distintos centros de vacunación, o el remanente que al finalizar las jornadas debe volver a los depósitos.

Como aporte personal, quien escribe esta nota, puede contar en primera persona de la experiencia: «el año pasado, amaneci con mucha fiebre y me realicé el isopado en el Hospital Alvarez. Si bien el resultado dió negativo, la Ciudad decidió activar el protocolo ya que el caso era extraño. Asi fue como pasé el aislamiento en mi casa pero en 2 oportunidades se hizo uso del Taxi Hospitalario. De forma muy profesional y humana, los dos choferes que me tocaron en las distintas ocasiones, me llevaron al hospital a realizarme estudios y placas. -El trato en todo momento fue profesional y muy humano. Luego me regrasaron a mi domicilio sin ningun tipo de problema. Honestamente, con el peligro latente que existe en el contagio, logran que la persona que ya de por sí se siente mal, está un poco acompañada en su traslado. Un ejemplo en todo momento»