Hace diez años, en la esquina de Independencia y Bolívar, una antigua casona que había pertenecido al arquitecto Pedro Benoit –responsable, entre otros, del diseño de la ciudad de La Plata– fue demolida, a pesar de que tenía protección patrimonial.

Hace diez años, en la esquina de Independencia y Bolívar, una antigua casona que había pertenecido al arquitecto Pedro Benoit –responsable, entre otros, del diseño de la ciudad de La Plata– fue demolida, a pesar de que tenía protección patrimonial. Desde entonces, un grupo de vecinos de San Telmo reclama que allí se cree un espacio verde, “para intentar darle al maestro Benoit una reparación material y simbólica”, dicen ahora. Para ello, están juntando firmas a través de la plataforma Change.org y en las calles del barrio para que ese predio se destine a una plaza con espacios verdes, juegos para niños y una cancha de fútbol. También buscan convocar a artistas para que pinten un nuevo mural, en homenaje al que se perdió cuando demolieron la antigua casa. “Los vecinos de San Telmo vivimos en tensión constante porque no tenemos espacios verdes, y queremos que se llame Plaza Benoit”, explica  Edio Bassi, uno de los referentes de la asociación vecinal. Nuevo distrito. Además, el mismo colectivo vecinal presentó esta semana un proyecto de ley a la Legislatura para que los diputados porteños voten la creación de un nuevo distrito, denominado Histórico, en la zona comprendida por los barrios del casco histórico del centro porteño. “Queremos crear el Distrito Histórico para promover el mantenimiento de los edificios con valor patrimonial en los barrios de San Telmo y Monserrat”, agrega Bassi, quien además preside la Asociación de Comerciantes del Casco Histórico, sobre la presentación del proyecto de ley que realizaron el pasado miércoles en la Legislatura porteña.

La iniciativa busca beneficios para el desarrollo de los barrios que lo componen. “Alguien que quiera invertir para hacer una mejora en una propiedad humilde o en un inmueble de varios pisos podría poner desde una vivienda hasta un hotel boutique y tendría descuentos en los impuestos, como sucede con los distritos Tecnológico o del Arte”, explica Bassi sobre la propuesta, que esperan que ingrese al recinto este año. El proyecto cuenta con el apoyo del Consejo Económico y Social porteño, y de la Dirección de Patrimonio, Museo y Casco Histórico de la Ciudad, y pretende que “antes de construir un edificio nuevo se mejore lo que ya existe”, dice Bassi. “Se promueve la inversión y es una herramienta para el mantenimiento del casco histórico”, afirma el referente.