La medida està apuntada básicamente a “frenar” la ola de robos, tanto a pasajeros como choferes.

En los últimos años viajar en la ciudad de Buenos Aires, se ha convertido en una odisea diaria debido principalmente al tema de la inseguridad.  Tanto en los colectivos con los robos de celulares, en trenes asaltos y en subtes.  Las mismas situaciones ya forman parte de la vida cotidiana de los porteños.  La gente ya lo tiene naturalizado, hasta el punto que una de las fraces recurrentes es “agradesco que no me hicieron nada”.  Es bueno saber que el gobierno quiera tomar rriendas en este asunto que tanto preocupa y hace de los porteños un verdadero viacrucis diario.

El gobierno apuesta a la bajar el porcentaje de delitos cometidos a diario,  con todas estas mediadas, sumado la tecnología aplicada en las cámaras de seguridad, sistemas de monitoreo, etc.

También se creará la primera línea gratuita de reporte y contención para casos de acoso en el transporte público.

El Presidente de la Naciòn Mauricio Macri, el jefe  de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, presentaron en el Centro Integral de Monitoreo Balbín, ubicado en Villa Martelli, un nuevo plan de seguridad para el Área Metropolitana.

También estuvieron la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich; el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli; el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo, y el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo.

Información y privacidad de Twitter Ads
. En los trenes, para 2019 se prevé la instalación de 4 mil cámaras de seguridad. Ya se instalaron 1.700 en estaciones y 864 en formaciones, que se controlan desde los cuatro centros de monitoreo: Once, Retiro, Constitución y Belgrano Sur. Además, se va a fortalecer la presencia policial en las estaciones de la provincia con mayor flujo de pasajeros.

La primera iniciativa pone el foco en el transporte público. En los trenes, para 2019 se prevé la instalación de 4.000 cámaras de seguridad. Ya se instalaron 1.700 en estaciones y 864 en formaciones, que se controlan desde los cuatro centros de monitoreo: Once, Retiro, Constitución y Belgrano Sur. Además, se va a fortalecer la presencia policial en las estaciones de la provincia con mayor flujo de pasajeros.

Para las 388 líneas de colectivos que operan en el Área Metropolitana, el objetivo es instalar 6.183 cámaras para mayo de 2019. Ya hay 1.000 instaladas en 16 líneas de la Ciudad y el Gobierno porteño va a poner 1.183 cámaras en lo que queda del año. Por su parte, Nación va a instalar 2.000 cámaras para 2018 y otras 2.000 para el año próximo. Esto va acompañado de la incorporación de policías que patrullan dentro de los colectivos.

Para los subtes, ya se instalaron 160 pantallas de video vigilancia permanente sobre la línea de molinetes en todas las estaciones de la red. En mayo finalizó la colocación de cámaras en los andenes de las líneas A, E, H y Premetro. En total, se instalaron 1.500 dispositivos en toda la red. Asimismo, con la finalización del Data Center de Polvorín, quedó habilitado por completo el Centro de Monitoreo de Chacarita, el segundo de la red. También se están instalando videowalls que estarán integrados al sistema de cámaras de seguridad.

Por otro lado, para combatir el acoso hacia las mujeres en el transporte público, se creará en octubre la primera línea gratuita de reporte y contención. Funcionará las 24 horas, los 365 días del año. Para reportar un hecho, habrá que enviar un mensaje de texto gratuito con la palabra ACOSO (22676).

La segunda iniciativa del plan contempla medidas para la lucha contra los motochorros y robo de celulares. En función de esto se harán controles continuos y operativos a motociclistas, que serán sorpresivos y en las áreas donde se concentran los delitos.

Para los celulares, el 30 de agosto la Ciudad presentó un nuevo programa para atacar la economía del delito y evitar los robos de este tipo. Este programa bloquea todo aparato celular que haya sido denunciado por robo o extravío, a través de su número de IMEI para impedir su uso posterior o su venta.

El tercer ítem de este nuevo plan es integrar al Anillo Digital que controla el ingreso y egreso en los 74 cruces que tiene la Av. General Paz.

A esto se le suma un mayor despliegue territorial para aumentar la cantidad de lugares en el Área Metropolitana con monitoreo o presencia policial. En la Ciudad ya son 12.914 los agentes que realizan esta tarea. Cabe destacar que más de 3.000 policías dejaron de hacer tareas administrativas y salieron a la calle a cuidar a los vecinos.

En tanto, para combatir a los desarmaderos funciona el Registro Común de Autopartes, que reúne los datos provenientes del grabado de los vehículos que se viene realizando en ambas jurisdicciones. A esto se le sumará el Programa de Lucha contra los Desarmaderos que permitirá realizar controles, allanamientos y fiscalizaciones en los lugares donde se comercialicen las autopartes.

El cuarto ítem del plan es la desfederalización del narcotráfico. Dentro de la transferencia de delitos al ámbito de la Justicia de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires, en lo que hace al narcotráfico se sumarán las competencias en lo que se denomina narcomenudeo. Ahora estas jurisdicciones podrán investigar y actuar en situaciones de venta de estupefacientes que entren en esta figura.

El último punto refiere a la estructura policial y la transparencia. Para ello funciona la Oficina de Transparencia y Control, con civiles calificados para investigar el accionar de la Policía de la Ciudad. Aquí también se incluye la capacitación constante de todos los efectivos, tanto los de mayor antigüedad como los nuevos, en el Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP).

Es importante remarcar que en la Ciudad se está dotando con tecnología de punta a todos los agentes para que tengan las mejores herramientas para realizar su trabajo.

Trenes y colectivos ya cuentan con 11.300 cámaras que cubren las estaciones del área metropolitana. A lo que se le suma una intensificación del patrullaje policías dentro de las mismas. Mientras que en el subte se instalaron 160 pantallas en las estaciones que transmiten en directo lo que está sucediendo.

También se intensificará la lucha contra los motochorros y el robo de celulares. Esto se hará por medio del incremento de los controles a motociclistas a través de un sistema de patrullaje que cuenta con 44 motos recorriendo la ciudad y 120 controles fijos.

Mientras que la prevención de robo de celulares se llevará adelante con el nuevo programa que bloquea todos los aparatos celulares que fueron denunciados por robo o extravío llamando al *910.

A estas medidas se le suma el Anillo digital por el cual se controla el ingreso y egreso en los 74 cruces que tiene la Av. General Paz entre ciudad y provincia. Por este medio se controlan un promedio de 20 mil vehículos al mes.