Este barrio es uno de los más antiguos de la Ciudad de Buenos Aires. Paseo turístico obligado, tiene una oferta de circuitos para recorrer para todos los gustos. Tanguerías, museos, bares y restaurantes, plazas históricas, cascos de iglesias, paseo de compras, hostels y hoteles de todas las estrellas, etc.

El Paseo de La Historieta es un circuito callejero que abarca las zonas de Monserrat, San Telmo y llega hasta Puerto Madero. Rinde homenaje a todos los personajes de historieta que marcaron gran parte de la infancia en los 70, 80 y 90. Encontramos a Mafalda, Paturuzú, Isodoro Cañones, Clemente, Gaturro entre otros. Los encontrás distribuidos en distintas esquinas y mientras vas recorriendo sus callecitas, te esperan algunos de estos queridos personajes. Y ahí nomás te sacás las foto, para el Facebook.

Sobre Av San Juan al 300 está el Museo de Arte Moderno. El edificio fue un depósito de la empresa tabacalera Noble Picardo hasta que en el año 1980 fue comprado por la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires. En el 89 comienza a funcionar como museo, exponiendo obras de artistas argentinos de diferentes décadas de nuestra historia y también de extranjeros como Salvador Dalí, Picasso, Miró entre otros. Te gusta el arte y la pintura? No podés dejar de conocerlo.

El Mercado de San Telmo es uno de los lugares más pintorescos para recorrer. Ubicado en Defensa y Carlos Calvos funciona todos los días de la semana, pero sin dudas el mejor para visitar es el domingo. En su interior encontrás de todo: antigüedades, juguetes de otras épocas, todo tipo de comidas típicas, y sobre todo es ideal para encontrar algunas especias raras, de esas que ahora son modernas para darle un toque a la comida. Fue inaugurado en 1897 con el fin de abastecer de mercadería a los vecinos de la zona, en su mayoría inmigrantes que llegaban del viejo Continente. En el año 2000 fue declarado Monumento Histórico Nacional. Tomate un cafecito en Coffee Town y después nos contás.

Sin duda, uno de los lugares más pintorescos y divertidos para visitar es la Feria de San Telmo, que pone sus puestos mayoritariamente sobre la calle Humberto 1° al 400 pero se extiende por sus callecitas aledañas, tomando Defensa, parte del Pasaje Giuffra y llegando casi hasta Parque Lezama. Allí la oferta es muy variada, desde antigüedades en su mayoría que venden en los puestos, artesanías, etc, artistas callejeros, espectáculos para chicos y grandes, comerte algo rico en algunas de las tantas mesitas al aire libre que sacan los bares y restaurantes. Los fines de semana es un espacio en donde todo se comparte y podes conocer gran parte de la historia de nuestra Ciudad de Buenos Aires. El dato histórico? Allí se anuncio, al pueblo de Buenos Aires, la independencia declarada en 1810 en la provincia de Tucumán. Te gusta el tango, las antigüedades y a la vez querés ser moderno en la elección de comida en bares, éste es tu lugar.

Pero vayamos a lo importante: bares y paseos de compras. Tenés de todo, para todos los gustos y tamaño, aunque debemos ser realistas: no para todos los bolsillos. Pero de vez en cuando, te podés dar el gustito. Encontrás ofertas gastronómicas para todos los estómagos: vegetarianos, naturistas, carnívoros, para los que sólo les gusta el café, para los que sólo les gusta la cerveza artesanal y para los que sólo les gusta tomarse un trago luego de un día de oficina. Acá nadie se queda con las ganas de nada y eso es lo más lindo de este barrio. Tenés bares, restaurantes y confiterias por cualquier calle que recorras y todo es digno de probar.

Y lo que más nos gusta a las chicas (y también a varios varones) es la cada vez más atractiva y afluyente oferta de marcas de ropa, zapatos, carteras, etc. San Telmo se convirtió en uno de los barrios más ofertados para visitar en las distintas agencias de turismo, entonces las marcas de indumentarias más cancheras y modernas, de a poco fueron abriendo sus locales por las distintas callecitas, abarcando predominantemente Defensa.

Para los religiosos, hay muchas iglesias con historia, como la Parroquia de San Pedro Telmo (Humberto 1° 340), la Iglesia Dinamarquesa (Carlos Calvo 257) y más allá la Iglesia Ortodoxa Rusa de la Santísima Trinidad (Av Brasil 315). Para los historiadores, a los que les gusta todo tipo de paseos y edificios antiguos, está el Museo Penitenciario Argentino Antonio Ballvé (Humberto 1° 378), el Museo Histórico Nacional (Defensa 1600), La Casa de Esteban de Luca (Carlos Calvo 383), entre muchos otros.

Si tenés ganas, te invitamos a contarnos tu experiencia si ya conoces algunos de los lugares, si entraste a algún bar y te encantó lo que probaste, si conociste a algún artista callejero que te impresiono con su muestra, si recomendas algún lugar para comprar lindo. Entre todos vamos a conocer un poco más de esta linda Buenos Aires.