La Legislatura Porteña aprobó la creación de una aplicación oficial y gratuita para pedir un vehículo a través del celular con la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito o débito. La medida modifica el Código de Tránsito y Trasporte y busca disminuir la actividad de Uber.

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó hoy, con 51 votos a favor, 0 en contra y 4 abstenciones, la creación de «Taxi BA», una aplicación que permitirá pedir vehículos desde el celular con la posibilidad de abonar el viaje con tarjeta de débito o crédito. El objetivo es desalentar la actividad de Uber y Cabify en la Capital Federal.

Esta nueva ley modifica el Código de Tránsito y Trasporte, tiene como fin “mejorar el servicio a los pasajeros y conductores de taxi, permitiendo la solicitud del mismo a través de una plataforma tecnológica pública y abierta, que no implique un costo adicional tanto para usuarios como para choferes”. Asimismo, quienes utilicen el servicio podrán optar  taxis particulares o empresas de radio taxi.

Los vehículos adheridos a esta modalidad deberán llevar una identificación con las características, diseño y colores que disponga la autoridad de aplicación y, tanto el chofer como el pasajero, podrán solicitar el documento de identidad.

Las abstenciones al momento de votar fueron de  Gustavo Vera (Bien Común), Marcelo Ramal (FIT), Patricio Del Corro (PTS) y Marcelo Depierro (Confianza Pública). En tanto, el legislador de Bien Común solicitó que el proyecto vuelva a comisión ya que «tiene que ver con un gasto que va a realizar la Ciudad”.

Por su parte, Marcelo Guouman (SUMA+) expresó que la aplicación le parece «una respuesta insatisfactoria”, aunque votó a favor, ya que “no podemos oponernos a la implementación de una app que logrará que el servicio público de la Ciudad esté un poco menos atrasado”.

Claudio Palmeyro, presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte, sostuvo que “esta aplicación es para un servicio oficial y no tiene sentido de competir con lo ilegal”, y que “el problema de Uber es una discusión que ni el propio Uber quiere dar. No se quiere registrar”.

15/09/2016