A mediados del año pasado las Unidades Fijas (medida para calcular las multas) eran de $6,50, con el nuevo incremento las UF pasaron de $10,40 a $11,15, casi el doble de lo que costaban hace un año.

Hasta el 2013 el valor de cada multa se ajustaba mediante la votación de una ley, pero debido a las demoras que traía cada caso, el precio quedaba desactualizado rápidamente debido a la inflación. Fue así como la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires modificó el Código de Faltas y creo un sistema que permitía modificar los impuestos de forma automática con solo modificar un dato, la Unidad Fija (UF).
La UF es lo que sale el medio litro de nafta de mayor octanaje que se vende en la YPF del Automóvil Club Argentino, si el precio aumenta, la UF también y por ende el costo de cada multa. Es por eso que cada 6 meses el Poder Ejecutivo verifica el valor de la nafta en ese momento y actualiza de forma inmediata el valor de las Unidades Fijas. Las multas se miden de acuerdo a la cantidad de UF, por ej: no tener la licencia de conducir conlleva a una multa de 400 UF, el equivalente a $4460.
El aumento esta vez fue de un 7,21%, pasó de $10,40 a $11,15 el precio de cada Unidad Fija, casi el doble de lo que costaban el año pasado. Con el nuevo incremento, estacionar mal sobrellevaría a pagar una multa de $1.115 (100 UF), mismo importe que se cobraría por las siguientes infracciones: no llevar casco, no utilizar el cinturón de seguridad, no respetar la prioridad peatonal, violar la prohibición de ingreso al microcentro, conducir con auriculares puestos o hablando por teléfono.
Obstruir una calle, avenida, veredas, rampas para discapacitados, ciclovías o estacionamientos reservados ocasionaría una multa de $780,50 (el equivalente a 70 UF), y ese importe se duplicaría si el infractor obstruyera en carriles exclusivos para colectivos o del Metrobus, abonaría $1.561 o 140 UF.
Como siempre, las sanciones más fuertes son por el exceso de velocidad que van desde los $1.672,50, por superar los límites de velocidad máxima permitida de 20 km/h en calles o avenidas o de 40 km/h en vías rápidas, y pueden alcanzar hasta los $44.600 si el vehículo circula a más de 140km/h.
Desde hace poco se incorporaron multas de $1.672,50 (150 UF) para quienes intenten colarse en los telepeajes de las autopistas administradas por AySA, mientras que por no haber realizado la Verificación Técnica Vehicular (VTV) se aplicaría una multa de $1.115 y de $1.672,50 por no cumplir con el grabado de autopartes.

14/09/2017