El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , dijo anoche que «no hay cortocircuito con el gobierno» nacional por el control de los piquetes y advirtió que no permitirán «situaciones de violencia contra las personas» en las protestas.

«No es un problema de mano dura o mano blanda, cada caso es diferente. La policía interviene cuando hay situaciones de violencia», dijo Rodríguez Larreta, en medio de la polémica por la expansión de piquetes en la Ciudad de Buenos Aires.

El jefe de Gobierno manifestó, en declaraciones al canal TN, que «hay algunos casos en que están buscando una provocación: cuando no buscan ninguna voluntad de diálogo están buscando otra cosa».

«Una cosa es el derecho a manifestarse y otra cosa es cuando hay un corte de 30 o 50 personas», destacó Rodríguez Larreta, y distinguió de esas protestas una «manifestación masiva» como la que protagonizaron ayer los docentes en Plaza de Mayo, en el cierre de la Marcha Federal Educativa.

Asimismo, enfatizó que «no hay cortocircuito con el gobierno» nacional sobre la política en relación con los piquetes, ya que «trabajamos en equipo» y cada jurisdicción tiene sus «responsabilidades». Y agregó: «Nosotros tenemos un plan integral de seguridad, principalmente la seguridad de la gente en las calles».

28/03/2017