Todos conocemos a alguien: familiar, amigo, compañero de facultad, compañero de trabajo, vecinos, conocido de conocidos. Antes de la pandemia habían crecido y durante la cuarentena se potenciaron, se hicieron fuertes, crecieron y nunca se rindieron. Todos conocemos a un Emprendedor. Si, esa persona que persigue un sueño: el de realizar lo que le gusta! Un trabajo, una profesión, venta de artículos, hacedores de hobbies que se convitieron en una entrada de dinero y en muchos casos, la única.

Todos tenemos a alguien que realiza cualquier tipo de tarea a pulmón. Invierte su tiempo, su dinero, su amor en lo que le gusta y sueña con sacarlo adelante, con hacerlo conocido y que la gente sepa lo que hace.

Leticia Molina trabaja como administrativa en una playa de estacionamiento porteña y su segundo trabajo, aunque para ella el más importante y amoroso, es su marca de marroquinería: Tizia. Ella diseña y confecciona todo tipo de carteras, billeteras, mochilas, bolsos, riñoneras, etc. Sus productos son de excelente calidad, utiliza cueros argentinos y la herrería también es de industria nacional.

En su trabajo “formal” pasa 8 horas de su día y el resto lo reparte entre cueros, bocetos, cajas de regalería, publicidad en redes sociales, etc.

“Sabía que quería hacer algo más aparte de mi trabajo diario, encontrar una pasión, algo que me moviera no sólo como hobbie sino también que se convierta en una fuente de trabajo, no sólo para mí, sino para el resto. Así nació Tizia, la remo, busco, soy la confeccionista, la tallerista, la repartidora, la manager, todo, pero nunca fui más feliz”, nos cuenta Leticia.

Por qué te contamos de éste caso? Hay miles mas. Teníamos que elegir uno para decirte que hay otras formas de regalar, sobre todo en estas fiestas: podemos ayudar a nuestro amigo emprendedor. Los que hacen comida, los que hacen ropa, los que venden todo tipo de cosas. Son cosas hechas en su totalidad con amor, o sea no sólo hacemos un regalo material, también regalamos una porción del corazón de la persona que lo hizo. Hay algo más importante que eso?

En estos tiempos hay que ayudarnos y qué mejor manera que ésta!

A Tizia la encontrás en todas las redes sociales. Instagram @tiziahandbangs, en su página de Facebook: Tizia. Todo lo que vas a regalar de esta marca, lo entregas en hermosos paquetes cerrados, con bolsas personalizadas. Nada que envidiarles a las grandes marcas. Seguro vas a quedar re bien!

En otro estilo tenemos a CFM Reina Jewel, que te ofrece distintos artículos de Plata, Plata y Oro y Acero Quirúrgico. En Reina vas a encontrar cadenas, dijes, pulseras, anillos, aros, etc. Acá la tenemos a Claudia, la emprendedora que creó esta hermosa manera de llegar a tus amigos, familiares, compañeros, regalando algo personal, que tenga tu sello y que sea un recuerdo perdurable.

Claudia nos cuenta “hace muchos años trabajé en relación de dependencia hasta que la crisis del 2001, me dejó sin trabajo y sin expectativas. Nunca más quise pasar por esa situación. Desde ese momento, trabajo de forma independiente: estudie maquillaje y hoy tengo un estudio de maquilladora propio en donde trabajo con transformistas. Es muy divertido y un nicho de mercado enorme. Pero necesitaba conectar con otro medio más tranquilo y sacar mi alma de vendedora que siempre llevo dentro. Por eso creé CFM Reina Jewel que en realidad es un reflote de un viejo negocio que tuve en la época en donde se podía vender oro. Ahora reemplacé esa joya por Plata y Acero Quirúrgico que es lo que se usa y está al alcance de todo el mundo. Entrego todo divino para regalar y la verdad me hace muy feliz que la gente quede muy bien con un producto mío”

Encontrás a Claudia en Instagram como @cfmreinajewel – Podés quedar como una Reina con un regalo de su paño de joyas y con muy poca plata.

Ésta es la época de ayudar, acá te mostramos sólo dos ejemplos. Hay miles, millones de personas que no sólo lo hacen por hobbie, sino como único recurso para ganarse la vida, pagarse una casa, un alquiler, comida, etc. Son personas con sueños que buscan realizarlos de manera honesta y con toda su energía y amor. Decime si eso no es lo más? Decime si sólo con eso, no vamos a ayudarlas?

Por eso, esta Navidad, ayudá a tu emprendedor amigo, dale una mano, si vos no le podés comprar, compartí su trabajo en tus redes, hacele el boca a boca para que la gente conozca su trabajo, recomendalo. Esa es la mejor ayuda que le podés dar.