Cada dos octubre, tal como lo indica el calendario establecido por las Naciones Unidas, se conmemora esta jornada destinada a la reflexión y a la toma de conciencia acerca de la importancia de la práctica de la paz, como herramienta de crecimiento personal y de cada uno de nuestros países hermanos.

La fecha elegida fue en homenaje al día de nacimiento de un auténtico luchador pacifista, Mahatma Gandhi, referente indiscutido del movimiento por la independencia de India y precursor de la filosofía y la estrategia de la “No Violencia”. Gandhi nació en el año 1869 en una pequeña ciudad llamada Porbandar, ubicada a las orillas del mar.Hijo del Primer Ministro de esa localidad y de su cuarta esposa. Muy jóven se trasladadó al Reino Unido para estudiar Derecho en la Universidad College de Londres.

A pesar que aún de manera global el mundo no ha tomado este mensaje basado en el respeto al prójimo, la tolerancia, la comprensión, encaminándose de manera decidida hacia una genuina cultura de y para la paz, porque también la pobreza genera tensiones y la falta de educación, de aquí la importancia de la actitud de la sociedad en su conjunto. De las autoridades dando, si se quiere, el ejemplo. Otorgando dentro de las instituciones democráticas el marco adecuado y las oportunidades necesarias como para que esta realidad sea posible.

No dudo que existen cambios, se pueden apreciar. Todavía queda mucho por hacer y en esta cruzada, la responsabilidad también cabe a los ciudadanos…Nadie puede hacerse el distraído…”El que me importa”…”Si a mí no me afecta”…ya no…Porque todo, absolutamente todo, aunque algunos no deseen verlo, ni aceptarlo, todo se encuentra en red…Lo bueno que seamos capaces de realizar se multiplicará…de lo contrario…

Una vez más vale tener en cuenta estas palabras de Gandhi: “Existen muchas causas por las cuales estoy dispuesto a morir, pero ninguna por la cual este dispuesto a matar”…

En nuestro país atravesado por la inseguridad y la sensación de que todo es posible creada durante los últimos años, cabe señalar que violencia no sólo se produce con un arma de fuego hacia terceros, inocentes, sorprendidos y despojados en su buena fe…”Violencia es mentir”, manipular, ocultar la realidad, perforar una medianera de manera que una familia perciba quiera ó no día a día el cimbonazo en su vivienda, cada vez que quienes tomaron esa medida “violenta” abren ó cierran el portón automático…

A este comportamiento se suma, la indiferencia, de quienes pudiendo ayudar, no lo hicieron, ni lo haran…

En definitiva, la violencia es sólo destrución. ¡Vos elegis!