Las mantas utilizadas en el Operativo Frío, el programa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que atiende a los más afectados por las bajas temperaturas, fueron confeccionadas por la Cooperativa Textil San Cayetano, donde trabajan y reciben capacitaciones personas que se encuentran en situación de calle y/o adicciones.

La cooperativa surge de la fundación de los Hogares de Cristo. Actualmente trabajan 29 personas de forma directa, otras ocho que se dedican a dictar las capacitaciones y diez mujeres que pertenecen al espacio de género.

Funciona en dos espacios: uno en Versalles, que es compartido con Hogar de Cristo San Cayetano de Liniers; y otro en Parque Chacabuco, donde se encuentra el espacio de capacitación. Éstas son parte del Registro de las Unidades Productivas (RUPEPYS), que agrupa a unidades productivas que desarrollan actividad autogestiva en el marco de la economía social y popular, dentro de la Ciudad.

A través de RUPEPYS, el Gobierno porteño busca generar una base de datos sobre el sector, como fuente para la generación de estadísticas y el diseño de herramientas y políticas específicas para las unidades productivas de la economía popular y social.

Así, se buscan fortalecer las estrategias vinculadas con la producción, comercialización, administración y organización del trabajo.

La cooperativa además recibió acceso a financiamiento con el Banco Ciudad para hacer frente a la compra pública, como en el caso de la confección de las mantas para el Operativo Frío.

Ley de Promoción a la Economía Social y Popular:

La ley aprobada en diciembre de 2020 tiene como objetivo potenciar el trabajo de 500 mil trabajadores y trabajadoras de la Economía Social y Popular de la Ciudad, derribar algunas de las barreras que tiene el sector, acompañar su desarrollo y promover su formalización.

Como parte del trabajo previo para desarrollar el proyecto, fueron identificados los siete sectores de la Economía Social y Popular con mayor potencial para crecer e integrarse a las cadenas de valor de la Ciudad, reconociendo y generando trabajo de manera sostenida: textil, alimentos, logística, cuidados, construcción, comercio y economía verde.

La ley propone cuatro medidas centrales:

-Incentivos para la participación de la economía social y popular en los procesos de compra pública.

-Financiamiento del Banco Ciudad a los que participen del proceso de compra pública.

-Creación de un Fondo Público-Privado de financiamiento de proyectos productivos.

-Beneficios impositivos con una exención de ingresos brutos por un plazo de hasta 3 años.

 18 total views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *