En el día de ayer, domingo, cerca de las 7 de la mañana, se produjo el corte de suministro

De energía eléctrica.  Desde La Secretaría de Energía, la explicación fue que la interrupción del suministro «se debió a una falla del sistema de transporte desde Yacyretá» y que «eso produjo el corte de manera automática, sin intervención humana». Uruguay también se vió afectado.

Un masivo apagón afectó el domingo a la mañana a todo el paísEs la primera vez en la historia que la falta de suministro se registra en la totalidad del territorio nacional y de modo simultáneo.

Desde las 7.07 horas se produjo el corte y los vecinos empezaron desde temprano a relatar lo sucedido desde sus redes sociales.

Ante esta situación, la Secretaría de Energía explicó que «un colapso del Sistema Argentino de Interconexión (SADI) produjo un corte masivo de energía eléctrica en todo el país y que afectó también al Uruguay». El SADI es la red de transporte de energía con líneas de alta tensión desde las centrales eléctricas hasta los usuarios.

Desde la secretaría de Energía confirmaron  que el fallo se dio en el corredor eléctrico que va desde la Central de Yacyretá hacia Buenos Aires.

El proceso de energización se inició dos horas después desde los puntos más fuertes del sistema: las centrales hidroeléctricas Yacyretá, Chocón y Salto Grande. Transener, por su parte,  abrió el sistema para poder regularizar el servicio.

A pesar de las especulaciones sobre un supuesto sabojate, aclaró que «el corte se produjo de manera automática (sin intervención humana) debido a una falla del sistema de transporte desde Yacyretá».

Cerca de las 13.30 horas ya se había restablecido un tercio de la demanda: 5000 MW sobre 15.000. Así, GBA, CABA, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, San Juan y Cordoba fueron reanudando paulatinamente el sistema.

La vocera de Edesur, Alejandra Martínez precisó que «nunca pasó algo así» y confirmó que el apagón era «a nivel país» y afectaba «también a Uruguay».

 Edenor, por otra parte, comunicó en su Twitter que «debido a una falla general en el sistema de interconexión», la Argentina y países limítrofes quedaron sin electricidad.

Daniel Russo, Subsecretario de Operaciones de Protección Civil, , advirtió temprano que iba a llevar «unas 6 horas como máximo restablecer el servicio en todo el país». 

 «Por suerte ocurrió en horas muy tempranas» por lo cual no hubo demasiadas complicaciones. También negó que se hayan presentado problemas en hospitales públicos y remarcó «que las terapias intensivas funcionan con generadores de energía».

Tierra del Fuego fue la única provincia en la que se mantuvo el servicio eléctrico habitual.

En tanto, la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas de Uruguay (UTE) señaló a través de Twitter que «un desperfecto en la red argentina» dejó sin luz a «todo el territorio nacional».

Lo que también llama la atención es que la página web del Ente Nacional de Regulación de Energía (ENRE), que reporta en tiempo real sobre los cortes de luz, estuvo caída durante la mañana de ayer.

También preocupaba qué pasaría con las votaciones en San Luis, Tierra del Fuego, Formosa y Santa Fe. Sin embargo, los comicios pudieron llevarse a cabo, con algunas dificultades durante las primeras horas. En San Luis, por ejemplo,  las escuelas abrieron sus puertas una hora y media más tarde; cerca de las 9.30 horas. Mientras que en Formosa, se viralizaron fotos de varios fiscales que decidieron asistir a los votantes con las luces de sus teléfonos para que puedan sufragar.

Con respecto a los medios de transportes, el servicio de trenes, subtes y premetro quedó completamente paralizado.  Las líneas  Roca, Urquiza, Sarmiento, Mitre estuvieron interrumpidas. En Aeroparque y Ezeiza, en cambio, el servicio de vuelos funcionó con normalidad debido a que tienen generadores eléctricos.

En la Ciudad de Buenos Aires como en la provincia, la atención también estuvo puesta en el agua. Ante falta de electricidad, los tanques no se llenaban, por lo cual desde Aysa emitieron un comunicado para pedir a los usuarios «hacer uso racional» del servicio, para no sufrir desabastecimiento.

Hasta el día de hoy nunca se había registrado un colapso en simultáneo a lo largo y ancho de todo el país.

El último gran apagón con mayor cantidad de afectados se produjo en 2002, cuando cerca de 13 millones de usuarios estuvieron sin luz durante horas.