El sector refaccionado que los vecinos podrán disfrutar desde mañana, es un sector sobre la Avenida del Libertador y  sin animales en exhibición.

El ecoparque porteño sumará un nuevo espacio a su progresivo proceso de reconversión. Tiene una superficie de una hectárea sobre la Avenida del Libertador que estará abierto al público como un paseo más de Palermo .

Toda el área fue renovada . Fue sometido a una puesta en valor que incluyó la plantación de 2000 ejemplares de árboles, arbustos y herbáceas, y otras 600 unidades de especies nativas. Contó con la construcción de nuevos senderos y la restauración de obras de arte instaladas allí, como las fuentes Pescadores Pescados y Ninfa con Cabra, la escultura El Cuadrante Solar y el busto de Juan Manuel de Rosas. Todas ellas fueron intervenidas por el área de Monumentos y Obras de Arte (MOA), que funciona en el Parque Tres de Febrero. También se recuperaron las antiguas boleterías, en Sarmiento y Del Libertador, por donde se habilitará el ingreso, libre y gratuito.

El estanque, como se denomina el espacio, estará abierto entre las 10 y las 17, de martes a domingo.En el nuevo espacio que podrán disfrutar los vecinos resalta el gran estanque de 630 metros cuadrados y 630.000 litros que fue el histórico recinto de los grandes reptiles. El lago entró en un proceso de resignificación que incluyó la incorporación de peces, tortugas, ranas y sapos autóctonos, con una vegetación representativa del Delta del Tigre.

El  objetivo es  reconstruir un ecosistema donde conviviesen diferentes ejemplares de flora y fauna en un equilibrio biológico.

El predio cuenta con 16,7 hectáreas, que fueron cerradas al público en agosto de 2017. El ya reabierto sector Plaza Italia abarca 2,3. Allí se pueden encontrar patos, maras y ejemplares de otras especies que conviven con los visitantes. La idea de este ecoparque es que  los animales y las personas estén en armonía, al menos que se sienta eso al entrar en este.

Este espaci,  intenta replicar un entorno lo más natural posible, con el agua de los estanques remediándose en forma natural y los pastizales crecidos. Sin embargo, esta postal no es del todo bien vista por los visitantes.

Mientra tanto, aún se mantienen los interrogantes sobre el futuro de los animales que aún habita el ecoparque.

 Según información oficial, ya fueron trasladados 670 ejemplares y quedan unos 700 en todo el predio, aunque muchos de ellos no podrán ser relocalizados por el riesgo que implica moverlos.

La orangutana Sandra, por ejemplo, podría iniciar en julio su viaje hacia un santuario estadounidense si la Justicia porteña autoriza su traslado y, también, el espacio donde deberá pasar un tiempo en cuarentena.