TÍTULO

Cuando pensamos en el cuidado de nuestro corazón se nos viene a la mente el famoso estudio llamado Eco Estres. Quién introdujo en la Argentina esta técnica -clave para cambiar la calidad de vida de las personas- fue el doctor Mario Boskis, referente de la Cardiología en nuestro país. Boskis es, además, experto en investigación clínica y prevención de las enfermedades cardíacas, Miembro Titular de la Sociedad Argentina de Cardiología (MTSAC), Fellow del American College of Cardiology (FACC) y dirige su propio centro médico (Boskis Grupo Cardiológico) creado por su padre (una eminencia de la medicina cardiovascular) hace ya 65 años.

 El Grupo Cardiológico Boskis comienza su historia en 1950, cuando su fundador, el Dr. Bernardo Boskis, abre en la ciudad de Buenos Aires su consultorio de Cardiología Clínica. Líder en el ámbito de la Prevención y Rehabilitación Cardiovascular, el grupo Boskis desarrolla en el Hospital de Clínicas «Jose de San Martín» el primer programa de Rehabilitación cardiovascular en pacientes coronarios. La constante innovación en cardiología, lleva en 1974 a inaugurar el Centro de Prevención y Rehabilitación «CARDIOTEST» con el equipamiento de tecnología médica más avanzada para la época. Pioneros en el campo de la Ergometría y Holter, el grupo Cardiológico Boskis, se convierte en un importante proveedor de servicios médicos personalizados,orientado a la práctica de consultas y estudios vinculados a la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de pacientes con enfermedades cardiovasculares.

Los tips que nadie te dio para tener un corazón sano

-¿Puede la actualidad del país enfermar nuestro corazón? 
-¿De qué hablamos cuando decimos: “me va a dar algo”? 
-Cómo atravesar un gran disgusto, divorcio, duelos, enfrentar jefes, sin correr riesgos de tener un infarto.
-¿El estrés nos puede matar?
 – ¿La obesidad ataca al corazón?
-¿Cuando me duele el pecho, me está doliendo el corazón? 
-¿A partir de qué edad debemos tener un control cardiológico? ¿Cada cuánto? 
-¿Qué hábitos tenemos que mantener para prevenir un infarto?
-¿Cuál es la actividad física correcta para tener una buena salud cardiovascular?
-¿Cuál es el peso indicado para tener un corazón sano?
-¿Los estudios que nos ayudan a predecir el riesgo cardiovascular?
– ¿Por qué descuidamos a nuestro corazón?
 -Mitos & Realidades -Cuidados del corazón en hombres y mujeres

 ¿Qué es el ecocardiograma de estrés?

El ecocardiograma es una prueba que usa técnicas de ultrasonido (ecografía) para producir, en tiempo real, imágenes del corazón. En el ecocardiograma de estrés se utiliza esta técnica para valorar la respuesta ante situaciones que supongan un aumento del trabajo del corazón (estrés).

Como técnicas de estrés se puede utilizar el ejercicio físico (ecocardiograma de ejercicio o ecocardiograma de esfuerzo) o, se pueden administrar diferentes fármacos que modifican la contracción del corazón y la frecuencia cardiaca (ecocardiograma de estrés farmacológico).

La ecocardiografía de ejercicio o esfuerzo permite estudiar cómo se comporta el corazón cuando se somete a una situación de esfuerzo físico, pudiéndose determinar, entre otras cosas, si hay una parte del corazón que no recibe suficiente sangre (por ejemplo cuando hay enfermedad de las arterias coronarias), o las consecuencias de tener una válvula enferma.

La ecocardiografía de estrés farmacológico permite también estudiar la existencia de un aporte sanguíneo insuficiente para las necesidades de su corazón, generalmente por la existencia de enfermedad de las arterias coronarias.

¿En qué consiste la prueba?

Se realiza en primer lugar un ecocardiograma convencional trastorácico, esto es, una ecografía del corazón en reposo, como se explica en el apartado correspondiente.

En la mayor parte de los pacientes para mejorar la calidad de las imágenes y aumentar la exactitud diagnóstica de la prueba se administrará un ecopotenciador utilizando para ello una vía venosa periférica. El ecopotenciador está compuesto por burbujas de pequeño tamaño que son transportadas por la sangre y alcanzan el corazón mejorando la calidad de las imágenes ecocardiográficas.

Ecocardiograma de ejercicio o esfuerzo. El paciente caminará en una cinta sin fin, o pedaleará sobre una bicicleta estática. El procedimiento para la realización del ejercicio será idéntico al utilizado para la ergometría convencional (ver previamente). Según el protocolo utilizado, y de forma progresiva, el paciente caminará o pedaleará más rápido y con mayor carga de trabajo (mayor pendiente en el caso de la cinta, mayor resistencia en el caso de la bicicleta estática), solicitándose que pare cuando su corazón alcance una determinada frecuencia, esté muy cansado como para poder continuar, o presente dolor torácico. Entonces se repetirá el ecocardiograma. Tras recuperase por completo se volverán a adquirir imágenes ecocardiográficas. Al finalizar el estudio se compararán las imágenes con obtenidas durante el máximo ejercicio con las imágenes en reposo. Durante todo el estudio, se monitorizan las constantes del paciente (presión arterial y frecuencia cardíaca), realizándose un electrocardiograma durante todo el procedimiento. La mayoría de estos estudios duran aproximadamente unos 30-45 minutos,

Ecocardiograma de estrés farmacológico. Habitualmente se realiza en caso de que el paciente sea incapaz de realizar ejercicio físico suficiente para poder valorar adecuadamente la función de su corazón, o en casos en los que quiera descartarse vasoespasmo coronario. Consiste en la inyección intravenosa de un determinado fármaco (dobutamina, dipiridamol, atropina o ergobasina, fundamentalmente) que someten al corazón a un estrés. Durante todo el estudio, se monitorizan las constantes del paciente (presión arterial y frecuencia cardíaca), y se realizarán varios electrocardiogramas durante todo el procedimiento La duración de esta prueba es de 45 minutos a 1 hora.

¿Qué complicaciones puede tener?

Ecocardiograma de esfuerzo. Los posibles riesgos asociados con esta prueba incluyen, sobre todo, dolor de pecho, hipertensión arterial, arritmias, mareo y fatiga. Los riesgos de complicaciones graves como muerte o infarto de miocardio son muy infrecuentes (menos de 1 de cada 10000 pacientes).