Este día mundial data del 17 de mayo de 2005, cuando la UNESCO decidió instaurarlo con el fin de concientizar a las personas y las empresas públicas y privadas, de las ventajas que conlleva realizar un correcto reciclaje de sus desechos.

¿Qué es el reciclaje?

Una de las definiciones de reciclaje es la siguiente: procedimiento mediante el cual se somete a un producto final (botellas, latas, etc.) o a un material (vidrio, papel) ya utilizados de manera total o parcial, a determinado tipo de procesos fisicoquímicos y/o mecánicos, para obtener una nueva materia prima u otro producto terminado.

También es necesaria la referencia a dicho proceso cuando se habla de sostenibilidad (realización de una tarea durante un tiempo prolongado sin que esta perjudique directa o indirectamente el medio ambiente). Al recuperar materias primas, el reciclaje es una alternativa sostenible al agotamiento de los recursos naturales.

¿Porque existe el Dia Mundial del Reciclaje?

Cada 17 de mayo los países que celebran esta fecha tienen la oportunidad de resaltar la importancia de la estrategia de las 4R: Reutilizar, Reducir, Recuperar y Reciclar, con la idea de ayudar a sus ciudadanos a combatir la proliferación todo tipo de basuras y la mala gestión de los residuos en general.

Esta concepción, que también se recoge en las políticas que tienden a la Economía Circular, buscan entre otros objetivos paliar y combatir el cambio climático, disminuyendo los niveles de contaminación de aguas, suelos y aire, al tiempo que se reduce la cantidad de residuos alargando la vida útil de los materiales.

Ese día tanto los gobiernos nacionales como los regionales y autonómicos y las organizaciones ambientalistas, ecologistas y/o conservacionistas, organizan campañas de recogida de residuos, charlas informativas, reuniones educativas y actividades complementarias, para que el mensaje llegue a la mayor cantidad de personas posible.

En la Ciudad de Buenos Aires

 “Hoy la Ciudad recicla 400 toneladas por día. Tratamos más del 50 por ciento de los residuos que se generan a diario y trabajamos para poder procesar el 100%. Esto mejora la calidad de vida, disminuye la contaminación y así evitamos dañar la naturaleza”, expresó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad.

El gobierno porteño se hizo eco de ese lema “4R” a través de la aplicación de la Ley de Basura Cero, la instalación de Centros Verdes y la creación del Centro de Reciclaje de la Ciudad, logrando reducir a la mitad la cantidad de residuos que se entierran en relleno sanitario.

Consejos para reciclar:

  • Separá limpios y secos los cartones, papeles, metal, vidrio y plástico y llevalos a los puntos o campanas verdes, o entregárselo al recuperador urbano de tu cuadra.
  • Aplastá hasta reducir el volumen de los envases de plástico.
  • Envolvé los elementos cortantes (vidrios y latas) en papel.
  • Imprimí tus documentos en doble faz.
  • Rellená las botellas de bebidas con agua o jugo.
  • Utilizá las latas como almácigos, maceteros o lapiceros.
  • Reusá las bolsas de plástico como bolsas de residuos u otros usos.
  • Reutilizá envoltorios de papel de regalo.
  • Utilizá bolsas de tela o changuitos para realizar compras.
  • Comprá bebidas en botellas de vidrio siempre que sea posible.
  • Elegí envases retornables.