El ex jefe de gobierno porteño ya defendía a Parrilli en el mismo proceso. Piden que se inicie de inmediato el juicio oral y público

La ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) designó a dos nuevos abogados en la causa en la que está procesada por el presunto encubrimiento, a través de un pacto con Irán, de los sospechosos de ese país de cometer el atentado contra la mutua judía AMIA de Buenos Aires en 1994.

Aníbal Ibarra, ex jefe de Gobierno de Buenos Aires (2000-2006), junto con el también abogado Roberto Boico, serán desde ahora los encargados de representar a la ex mandataria en este expediente, por el que pesa sobre ella una orden de detención que no se ha hecho efectiva por contar con fueros parlamentarios como senadora.

“Esta es una causa no de contenido político, es política. Es un ejemplo de persecución política de oposición a través de jueces”, expresó Ibarra, que ya defendía en el mismo caso al también procesado ex jefe de Inteligencia, Oscar Parrilli. (ver aparte)

Los nuevos defensores sustituyen a Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, quienes continuarán trabajando para el ex canciller Héctor Timerman, otro de los acusados.

El pasado 19 de febrero, Cristina Kirchner pidió en un escrito al juez Claudio Bonadio que se abra “de inmediato” el juicio oral y público y remarcó que del magistrado, con quien tiene una mala relación, “no espera ya justicia”, por lo que declinó pedir ser sobreseída al considerar que el hecho investigado “no se cometió”.