A pesar de que haya una ley que lo habilite, muchas veces los ciudadanos pueden llegar a requerir o necesitar la posibilidad de pedir usar los baños de bares o restaurantes con una respuesta del otro lado “el baño es de exclusivo uso de los clientes, no insista. Gracias”.

Todos los día en la ciudad se movilizan miles y miles de personas de todas las edades que se mueven llendo por diferentes lugares como parques, bancos, lugares de pago de servicios, o simplemente caminando por la calle.  Ninguno de estos lugares, donde en todos hay un tiempo de espera, no existen los sanitarios para el público.

La idea es que se pueda brindar, de las estaciones de subtes por ejemplo, mejores condiciones para circular por la ciudad.

En 2016 se propusieron las salas de primeros auxilios en estaciones de subte para poder reducir el riesgo de quienes sufren malestares, leves o severos, en tránsito y como forma de mejorar el flujo de las líneas así como la calidad de los viajes. Este año y mediante la representación de dicho proyecto, van por más.

Hoy en día la ciudad cuenta con 33 baños públicos, en espacios verdes, de los cuales muchos se encuentran fuera de servicio. Ya existen reglamentaciones tendientes a poner a disposición baños para los peatones.

 Sin embargo, es necesario para los usuarios del transporte público en particular y para la población en general que el número de baños públicos en la ciudad aumente mediante diferentes proyectos y estrategias que mejoren las condiciones generales de vida en la ciudad.

El proyecto constará de la instalación de baños públicos y salas de urgencia y primeros auxilios médicos en las estaciones de subterráneo. Esta iniciativa parlamentaria propone al menos cinco baños por línea para dejar establecida una mínima red en los espacios de circulación urbanos con mayor concentración de transeúntes. Con respecto a las salas de urgencia y primeros auxilios deberán estar ubicadas en lugares visibles al público y contar con la señalización correspondiente y deberán contar con todos los equipos médicos destinados a los primeros auxilios, de acuerdo a las normas vigentes. El servicio estará conectado con el sistema de radio del SAME.

Casi cuatro millones de personas se suman a la ciudad cada mañana, porque vienen a trabajar, estudiar, pasear, es así que la ciudad tiene que pensarse en términos de espacios públicos para un mínimo de 6.5 millones de personas y no sólo para los 2.9 que habitan y duermen en una ciudad que si suma a la planificación su metrópoli es hoy una mega ciudad.

Lamentablemente, los proyectos como estos, son siempre dejados de lado por atender constantemente las emergencias que se van sucitando. Creemos que  los proyectos que cambien la vida de los habitantes, sea en pequeñas o en grandes situaciones problemáticas aún no resueltas, colaboran a construir un futuro mejor.