Activistas se reúnen en la Cumbre de los Jóvenes sobre la Acción Climática en la sede de la ONU en Nueva York. El Secretario General António Guterres “Mi generación les ha fallado”

 El cambio sucede cuando millones lo exigen” aseguró Bruno Rodríguez, activista de Argentina, al comienzo de la Cumbre de la Juventud sobre el Cambio Climático.

Bruno fue el ganador de uno de los boletos verdes de las Naciones Unidas para viajar al evento.  Señaló que el cambio se logra a través de la unión y aseguró que los jóvenes activistas como él están creando una nueva “conciencia colectiva”.     En el panel participaron Rodriguez junto con los activistas Greta Thunberg, Wanjuhi Njoroge, y Komal Karishma Kumar. Rodríguez, se dirigió a los líderes para que escuchen la ciencia y se dirigió principalmente a Antonio Guterres (Secretario General de naciones Unidas).

Millones activistas de todo el mundo se manifestaron pidiendo un verdadero cambio contra la acción climática, especialmente jóvenes.  “Demostramos que estamos unidos y somos imparables”, aseguró Greta Thunberg, la activista sueca de tan sólo 16 años creadora del movimiento Fridays For Future.

Por otra parte, la activista Wanjuhi Njoroge de Kenia, aseguró que su Gobierno ha lanzado iniciativas para recuperar los bosques y que las iniciativas de jóvenes como ella en su país van a causar una revolución.

Como jóvenes que somos y las generaciones futuras, pedimos que nos dejen participar de las deciciones de lo Estados Miembros.  El mundo debe respetar nuestra libertad de expresión, aseguró la activista.

La última en participar fue Komal Karishma Kuma de Fiji, y dijo que los líderes mundiales deben respetar la diversidad y el derecho a un planeta habitable.

Exigimos que actúen ya, exigimos acción. Dejen de obstaculizar nuestro trabajo por ganancias a corto plazo y e involúcrenos para diseñar planes de adaptación”, dijo.

 El secretario Antonio Guterres esbozó que se encuentra entusiasmado con el liderazgo y el dinamismo del movimiento juvenil para la acción climática mundial y explicó lo difícil que a veces es combinar los deseos de 193 países y  todos los miembros de la ONU. Es por ello que se necesita un impulso para acelerar los procesos de toma de decisiones institucionales.

No vivimos en una globalización justa.  Lo dramático. “ Hay una cuestión de justicia y equidad en la forma en que se organiza la economía global, en la forma en que se distribuye el poder.  Eso también relacionado con el cambio climático”, expresó.

Guterres también remarcó que es necesario vincular el cambio climático con el nuevo modelo de desarrollo, con mayor justicia y una mejor relación entre ellas y el planeta. “No tenemos tiempo para perder”.

Ya no tiene sentido seguir subsidiando los combustibles fósiles.  Algunas personas presentan los subsidios de los combustibles fósiles como un beneficio para la población.

Asegurémonos de que los contribuyentes recuperen su dinero y que no haya más subsidios a los combustibles fósiles”, aseguró Guterres.

Guterrez llamó a los jóvenes activistas a seguir con la iniciativa para seguir movilizando a los jóvenes del mundo.

“Mi generación ha fallado en gran medida hasta ahora para preservar tanto la justicia en el mundo como para preservar el planeta. Tengo nietas y quiero que vivan en un planeta habitable. Mi generación tiene una una gran responsabilidad; y es su generación la que debe hacernos responsables para asegurarnos de no traicionar el futuro de la humanidad”, concluyó.