Del 1 de octubre al 13 de noviembre, los niños de 13 meses a 4 años inclusive, deberán recibir una dosis extra de las vacunas triple viral (sarampión, rubéola y paperas) y polio, más allá de las dosis recibidas anteriormente. No se requiere una orden médica previa, y los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires deberán sacar un turno para elegir la posta de vacunación.

Para obtener el turno, pueden ingresar a este link: https://covid.buenosaires.gob.ar/InicioTramiteComun?idPrestacion=3890

Esta medida, se trata de una dosis adicional a las establecidas en el Calendario de Vacunación y fue impulsada por el Ministerio de Salud de la Nación, frente al riesgo de reintroducción de estas enfermedades, que habían eliminadas o de reemergencia de aquellas en control.

En la Ciudad de Buenos Aires, la Campaña de Vacunación se realizará en los distintos centros de salud públicos. Al momento de asistir al vacunatorio se deberá llevar el carnet de vacunación, Documento Nacional de Identidad (DNI) y estar acompañado por una persona mayor a 18 años.

Las dosis extras son gratuitas, obligatorias y pueden administrarse en forma conjunta con la vacuna contra la COVID-19 y con cualquier otra vacuna del Calendario Nacional.

En el caso particular de la vacuna contra la Varicela, también puede ser aplicada en el mismo momento que las de esta Campaña (Sarampión, Rubéola, Paperas y Poliomielitis); de lo contrario se deberá esperar un mes para su aplicación.

La vacuna triple viral es una vacuna incluida en el Calendario Nacional de Vacunación, a los 12 meses de edad y al ingreso escolar con 5 años. Protege contra los virus de sarampión, rubeola y parotiditis. Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse ya que son consideradas inmunes.

El sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa y potencialmente grave, que se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar. Puede presentarse en todas las edades, aunque son los niños y niñas los más afectados. Los síntomas son un cuadro febril, que puede ser acompañado de conjuntivitis, secreción nasal, tos y aparición de manchas que empiezan a aparecer desde la cabeza y se extienden por cuello, tórax y pies.

La rubéola también es una enfermedad viral que puede presentarse en adultos y niños. Cuando una mujer embarazada susceptible se expone al virus puede llevar a muerte fetal y neonatal y al Síndrome de Rubeola congénita con graves malformaciones en el recién nacido que producen sordera, ceguera y cardiopatías congénitas. Sus síntomas son fiebre y erupción en la piel.

Por su parte, las paperas es otra afección viral que se caracteriza por inflamación de las glándulas salivales, y puede producir complicaciones como orquitis (inflamación testicular), pancreatitis, encefalitis, entre otras. Sus principales síntomas son: fiebre, inflamación de las glándulas parótidas y otras glándulas.