Desde este lunes 21 de marzo, el tapabocas dejó de ser obligatorio para los alumnos de todos los niveles en las escuelas porteñas.

La decisión fue tomada por especialistas de los ministerios de Salud y Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en base a dos ejes:

1) Los datos, que demuestran una baja sostenida de casos desde finales de enero.

2) El avance del Plan de Vacunación, que es un factor clave para disminuir los contagios y el riesgo; actualmente, el 95% de los porteños cuenta con al menos una dosis, el 92% se aplicó la segunda y el 65% ya se administró la dosis de refuerzo.

El Ciclo Lectivo 2022 comenzó en la Ciudad de Buenos Aires el 21 de febrero, en el marco de una situación epidemiológica que permitió hacerlo con una flexibilización en los protocolos. Ahora, gracias al contexto sanitario actual que refleja un descenso del 65% en los nuevos casos diarios respecto a ese momento, se da un nuevo paso para que los chicos puedan asistir a clases con normalidad.

Hasta el momento, el uso de tapaboca no era obligatorio para los chicos de Nivel Inicial y de Primer Ciclo del Nivel Primario (1°, 2° y 3° grado inclusive), pero sí debían usarlo dentro del aula todos los estudiantes de 4° grado en adelante. En el caso de las actividades al aire libre, ya era optativo para todos los niveles.