A los 120 años se renueva….

A las carnicerías, verdulerías y locales de antigüedades, se sumaron desde una cafetería con variedades de granos del mundo hasta un local de comida vietnamita. Cómo se relacionan.

El tradicional mercado de San Telmo transita sus 120 años de vida y se encuentra frente a un proceso de transformación que genera tanto entusiasmo como incertidumbre: están aquellos que motorizan ese cambio, con la instalación de locales gastronómicos, y están también los puesteros tradicionales, con más de 30 años en el mercado, que transitan por un momento de cierta inquietud.

El local Coffee Town abrió el juego de esta transformación que se encuentra aún en proceso: arrancaron con un pequeño local en el corazón del mercado, en uno de los sitios más bellos y en donde funcionaba un puesto de flores, justo debajo de una gran cúpula de hierro y vidrio por el que se cuela la luz natural hacia el interior de este gran edificio, construido por el arquitecto Juan Antonio Buschiazzo e inaugurado en 1897. Allí sirven cafés de todo el mundo, producidos con granos originarios de Burundi, Etiopía, Isla de Java, Kenia, Ruanda, Sumatra, entre otros. En estos últimos tiempos se fueron extendiendo por el mercado y ya ocupan varios locales con mesas y sillas, donde producen también sandwiches y pastelería. «No perdemos de vista que la esencia del mercado son los verduleros, los carniceros y también los anticuarios. Queremos que siga siendo un mercado de abasto, con otros servicios, pero mercado al fin», opinaron.

Lo cierto es que la transformación está en marcha. En el futuro abrirán una pescadería gourmet, una bodega y un restaurante de tacos mexicanos; ademas de Coffee Town, ya funciona Merci, una panadería francesa, un local de hamburguesas, The Market Burguer y un vietnamita, Saigón, entre otros.