El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó en el marco de una nueva reunión de Gabinete Abierto las nuevas mejoras en el Plan de Viviendas para acompañar y ayudar a los vecinos de la Ciudad al momento de comprar o alquilar su departamento con beneficios, además, en la financiación de los créditos hipotecarios.

Explicó que estas medidas permitirán otorgar créditos “con plazos más largos, con mejores tasas, y créditos adecuados a la realidad de cada uno” pero “siempre apuntando a que la cuota sea similar a la cuota del alquiler del mismo inmueble”. “Y lo mismo en el caso del alquiler. Queremos ayudarlos a acceder a un alquiler sacándoles trabas burocráticas, gastos innecesarios, accediendo a mayor información. La idea es que todos tengan una mejor oportunidad para alquilar, que sea más rápido y más barato”, agregó.

El presidente del Instituto de Vivienda de la Ciudad, Juan Maquieyra, explicó el paquete de medidas que el Gobierno de la Ciudad impulsa para mejorar los créditos y hacer más accesibles los alquileres.

En primer lugar, contó que se va a reformar el crédito Primera Casa, ya que “le vamos a prestar más plata a los vecinos y vecinas; vamos a subir el valor de la propiedad, que va a valer más de $3.300.000; vamos a seguir con cuotas que sean similares al alquiler y vamos a permitir utilizar ingresos formales y no formales”. Este crédito contempla ahorro previo, bajo y en cuotas, y se mantiene el subsidio para gastos de escrituración para seguir bajando los costos de compra.

Luego, anunció que “vamos a armar una línea (de crédito) para todos aquellos jóvenes que quieran comprar su departamento en la Ciudad”. “Gente de hasta 30 años que va a tener un subsidio de $50.000 para poder entrar al departamento propio y que además va a tener una tasa más baja que el resto de las tasas”, precisó.

Asimismo, señaló que “vamos a estar ponderando más a las mujeres en las selecciones de los créditos y también vamos a lanzar un crédito Primera Casa Mujer que va a estar orientado para que las mujeres de la Ciudad que son sostén de hogar”, a partir del cual también brindará un subsidio de $50.000. Estas dos nuevas líneas de crédito también requieren un ahorro previo del 15% en cuotas y aceptan ingresos informales.

Por otro lado, explicó que “vamos a trabajar también para tener una Línea de Refacción” ya que “hay muchas familias que no están para comprar una casa pero sí que quieren agrandar la que tienen o hacerle alguna mejora”. En este caso, el financiamiento será del 100% de la refacción o ampliación, y el préstamo cubre hasta el 50% del valor de la propiedad. Además, tiene una tasa muy baja. Al igual que el resto, también se aceptan ingresos informales y se contempla un ahorro previo del 10% y en cuotas.

Por otro lado, se implementará una serie de medidas que harán más fácil y baratos los alquileres: certificaciones de firmas gratuitas en comunas; mediaciones y asesoramiento legal gratuito para propietarios e inquilinos, así como garantías más accesibles para el inquilino y más seguras para el propietario.