A partir del 18 de octubre, todas las líneas de telefonía celular deben estar registradas a nombre de su usuario, de lo contrarió se bloqueará para su uso.

La campaña «Registrá tu línea y hablá seguro» es una inciativa del Gobierno de la Ciudad, junto con el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) y los Ministerios de Seguridad de la Nación y la Provincia que busca desalentar el mercado negro de celulares y con él, disminuir la cantidad de delitos complejos que se abastecen de los dispositivos anónimos que surgen de estos comercios.

Hasta ahora sólo se podría hacer con las líneas pospagas, es decir, con las que pagan a través de abonos o facturas, y que representan apenas el 20% de los móviles. El 80% restante corresponde a clientes prepagos (con crédito).

Registrar la línea es muy simple: el cliente prepago debe llamar al número *234# en donde le harán una serie de preguntas personales que debe contestar para asociar la línea a sus datos. En el caso de los clientes de Nextel, deben llamar al *228. Los clientes pospagos ya están registrados, así que no deben hacerlo.

Con esta medida, que forma parte del Plan Nacional de Conectividad, los aparatos robados o extraviados no podrán ser utilizados y por lo tanto, seguirán disminuyendo los mercados de reventa que hoy se abastecen de ellos.

El mercado argentino de celulares cuenta con un total de 11.000.000 de unidades al año, aproximadamente, de las cuales 3.000.000 son truchas. Por día ingresan 3.000 dispositivos al mercado, representando el 30% del negocio ilegal. Por día se registra un promedio de 4.300 celulares robados en todo el país.