El plan se llama Iniciatica Público Privada (IPP) y es impulsada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, junto con un minimo de 40 empresas privadas que buscan impulsar un mercado laboral con igualdad de condiciones y mejoras para personas de ambos sexos.

Según un informe reciente, de un total de 37 empresas que fueron encuestadas en 2020, y que cuentan con un total de 69.065 personas, se determinó que varias mujeres quedaron expulsadas del mercado laboral. Mientras que en la edición 2019 participaron 38.063 mujeres, en la del año pasado ese número bajó a 34.015.

Asimismo, la presencia de ellas es muy superior en la modalidad de contratación de tiempo parcial: 71% comparada con la presencia de varones, que es del 29%.

Entonces, este plan de acción busca garantizar la equidad en el mercado laboral, en base a evidencias vinculadas a cuatro ejes: participación laboral femenina, brecha salarial de género, acceso de mujeres a puestos de decisión y conciliación laboral y vida familiar.

El informe mostró también que hay grandes diferencias en los puestos que ocupan ambos sexos. Es decir, el 55% de las mujeres tiene presencia en posiciones junior, cifra que disminuye al 32% en la máxima jerarquía. Justamente, la mayor brecha salarial se encuentra en los puestos ejecutivos y de dirección (21%).

Para transformar esta situación, las organizaciones que impulsan el plan de Igualdad de género a través de la Iniciativa Público Privada (IPP), se reúnen todos los meses, acuerdan compromisos y se crearon ocho compromisos:

1- Procesos de contratación 100% neutros al género;
2- Mujeres capacitadas en negociación salarial;
3- Practicas de comunicación y publicidad no sexista;
4- 100% de organizaciones con protocolos de actuación frente a situaciones de violencia de género;
5- Espacios de trabajo 100% igualitarios;
6- Licencias familiares extendidas;
7- 100% de empresas con al menos una modalidad de esquema flexible de trabajo;
8- Publicación de informe anual sobre estado de las brechas de género en las organizaciones.

Entre las empresas que forman parte están Despegar, Digital House, Farmacity, Globant, Irsa, Manpower, Randstad, Johnson & Johnson, Megatlon, Pedidos Ya y Quilmes.

Asimismo, como parte del plan se realizan periódicamente eventos de capacitación, talleres, intercambio de materiales, informes especializados y buenas prácticas. En lo que va del año la IPP realizó tres capacitaciones; dos sobre responsabilidades compartidas en torno a los cuidados, y una sobre violencia laboral, formando a 26 empresas en estas temáticas con perspectiva de género.

Para formar parte de la IPP, el Gobierno porteño y las empresas participantes firman un acuerdo por el cual se comprometen a colaborar con los datos necesarios para la elaboración de indicadores sobre las condiciones laborales de las mujeres en la Ciudad. Así, una vez al año, cada organización comparte sus datos de plantillas laborales con PriceWaterhouseCoopers Argentina (PwC), de forma anónima y confidencial (previa suscripción de un acuerdo). Como resultado, anualmente se da a conocer la brecha salarial agregada, desglosada por género, edad, puestos de decisión, entre otros.

Además de las empresas participantes, la iniciativa cuenta con colaboradores estratégicos -IDEA, Fundación Endeavor y Upward Argentina-, quienes acompañan diversas actividades. También, contó con la participación de la Universidad Torcuato Di Tella en la elaboración de los ejes y compromisos del plan de acción, y con el acompañamiento institucional de ONU Mujeres.