Una nueva jornada de protestas que preanunciaba complicaciones en el tránsito porteño derivó en un sorpresivo piquete en plena autopista. 

Una columna del Polo Obrero, que se iba a movilizar desde Constitución al Ministerio de Desarrollo Social, subieron imprevistamente a la autopista 25 de Mayo, cortando totalmente su circulación.

Además, otras organizaciones se movilizan por distintos puntos de la Ciudad, provocando inconvenientes fundamentalmente en el centro.

Las Organizaciones concentraron a las 11.30 en el Obelisco para realizar diferentes reclamos, que van desde «obras públicas que generen trabajo» hasta «aumento inmediato de jubilaciones», además del rechazo al incremento de las tarifas y a las negociaciones iniciadas por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En avenida Corrientes tiene cortada un carril, a la altura del Obelisco se realiza una protesta sobre la Plaza de la República, mientras que otro grupo marcha por Diagonal Norte rumbo al Ministerio de Energía, en reclamo por tarifas.

El Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados también concentró en el Obelisco en el marco de una marcha nacional del Pami y el Anses, para pedir «el aumento inmediato de jubilaciones y pensiones, la derogación de la ley previsional, la entrega gratuita de medicamentos a jubilados y el aumento del presupuesto del Pami, entre otros reclamos».
A las 17, los movimientos sociales llevarán la «jornada unitaria de lucha» hacia Plaza de Mayo, frente al Ministerio de Economía, donde finalizarán la protesta con un repudio al eventual acuerdo con el FMI.