El Operativo DetectAr continúa con su móvil sanitario para realizar hisopados y detectar casos de Covid-19 y desde el jueves 1 de octubre se instalará en el barrio de Balvaneda.

Además, el operativo sigue presente con dispositivos en los 38 barrios porteños donde se encuentra el 85% de los casos. Y en las comunas 10 y 11, donde los contagios registrados son muy bajos, están a disposición las unidades febriles de los hospitales de agudos Zubizarreta y Vélez Sarsfield. Allí, los vecinos que hayan tenido contacto con algún enfermo de Covid-19 pueden acercarse para hisoparse.

Para evaluar a todos los contactos estrechos asintomáticos se utiliza la metodología de muestra de saliva que se puede realizar directamente en el domicilio. Es más sencilla, menos invasiva para el paciente y más segura para el operador de salud.

Una vez que una persona es confirmada con COVID-19, es derivada según su cobertura médica y necesidades particulares de atención. El próximo paso, es identificar a sus contactos estrechos desde las 48 horas previas al inicio de síntomas.

Tras una primera comunicación, siempre que sea posible, se llevan adelante dos contactos por jornada: uno vía telefónica y otro por Whatsapp, a través del Chat de la Ciudad.

Antes, en caso de que el vecino manifestara síntomas compatibles, se le solicitaba que se acerque a la Unidad Febril de Urgencia (UFU) más cercana a su domicilio para verificar si se encontraba contagiado. En caso contrario, se indicaba el aislamiento preventivo por 14 días y se continuaba con un seguimiento diario para evaluar su evolución y brindarle asistencia médica en caso de solicitarla. Ahora, se indicará el testeo en todos los casos.

En cuanto a las viviendas colectivas, multifamiliares, se pondrá especial énfasis en las comunas 1, 3, 5 y 14, que en conjunto reúnen el 72% del total de los domicilios relevados con estas características en el territorio porteño.

Los próximos puntos en donde se instalará el móvil sanitario, son seleccionados de acuerdo a la evolución de los contagios a lo largo del territorio porteño. En todos los casos, los dispositivos continúan funcionando con un equipo en territorio.

La extensión de la política pública se decidió en base a los buenos resultados que se obtuvieron en aquellos lugares donde hoy ya funciona. Esta estrategia es la que más ha resultado en el mundo junto con el distanciamiento físico en pos de la contención de la transmisión del virus.