Los pequeños votantes, hicieron las sugerencias y pudieron elegir un nombre para los espacios de juegos de 8 plazas porteñas.  Lo hicieron a través de un sistema instalado en las tablets.  Las propuestas llegaron a ser 2917, y tras dos semanas de votación, cada patio, ya tiene su propio nombre.  Próximamente los resultados se enviarán a la legislatura para que cada nombre sea oficial y figure en las plazas y  se incorpore a los mapas de la Ciudad.

«Es fundamental integrar a los niños a la participación democrática a través de ejercicios como estos que le dan lugar a sus opiniones y los invitan a expresar sus ideas”, Felipe Miguel. “Nos entusiasma mucho haber recibido tantas respuestas de chicos por `Un nombre para mi patio”, celebró Felipe Miguel, jefe de Gabinete de ministros porteño. 

El tema de la votación, ha despertado un gran interés en los chicos que estuvieron contenidos e informados por los anfitriones de la plaza.  La mayoría de ellos iban intercambiando su momento de juego con la votación, y se acercaban intermitentemente para votar o simplemente sugerir.

El sistema registró 33.196 votos , con un muestreo de 6.191 chicos, para finalmente elegir entre las 2917 opciones que ellos mismos sugirieron. Esta iniciativa, funcionó como un ejercicio a modo de juego, para enseñarle a los niños el significado de la democracia, y el compromiso de cuidar algo que es de todos, como algo propio. 

Ellos lo tomaron con mucho entusiasmo y buena predisposición.

Facundo Carrillo, secretario de Atención y Gestión Ciudadana expresó, “invitamos a que los chicos pusieran en acción su creatividad, imaginaran opciones nuevas y originales”. 

Durante estos 14 días, los nombres más elegidos contenían las palabras castillos, risas, colores, sueños y amigos.  Con diferentes combinaciones buscaron nombres que hacían alusión al lugar como divertido, mágico, feliz, gigante y maravilloso.

Otros nombres se destacaron por su originalidad, como Locuralandia, Patio Payasín, Divertilandia y Electroparc, este último sugerido en la Plaza de las Américas lideró el podio durante casi una semana. 

También hubo muchos nombres que sugerían su lugar de pertenencia, como “Mi lugar Mágico”, “Un lugar en el Mundo”, El rincón de chicas y chicos”,etc.

“Es una propuesta muy buena porque hace que este parque que es de los niños sea aún más de ellos”, comentó Analía, mamá de Joaquín y Antonia. 

Después de dos semanas de votación, ya se conocen los resultados del escrutinio: en Plaza Garay el nombre elegido fue “Juegos y colores”; en Parque Patricios, los niños se inclinaron por “Parque de los sueños”; en Plaza Democracia resonó con más fuerza “El mundo de los niños”. Por otro lado, “Patio de los bichitos” se llevó el podio en Plaza Dr. Roque Sáenz Peña. En Plaza Almagroel más votado fue “El patiecito colorido”, mientras que en la Plaza Vicente López lideró “Patio burbujas”. Por último, en Parque Alberdi la mayoría de los votos fueron para “Los juegos de la amistad” y “Mi refugio” para el patio de juegos del Paseo de las Américas

La Legislatura porteña recibirá las 8 iniciativas legislativas de las Comunas donde tuvo lugar la elección, con detalle del proceso de votación, número de chicos que participaron y nombre elegido para cada patio. “La participación ciudadana es uno de los pilares de la gestión de la Ciudad y, en este caso, la propuesta resulta aún más atractiva porque además existe un fin pedagógico”, expresó Francisco Quintana, vicepresidente primero de la Legislatura porteña. “Por esa razón estoy seguro de que la mayoría de las fuerzas van a acompañar el proyecto”, concluyó. 

El sistema que se ha utilizado por los niños, fue creado en EEUU, y por primera vez, recibió el voto de los más chiquitos. Fueron más de 6000 niños, los que pusieron su creatividad, ingenio y la cuota de fantasía que los hace únicos, para votar entre 2.917 ideas que se caracterizaron por su originalidad.