El domingo 1° de marzo, se va a sumar otro bus turístico a la Ciudad. Ese día debutará en Buenos Aires la empresa internacional Gray Line, con sus tradicionales micros rojos, que también prestan el servicio en ciudades como Londres o Nueva York. Así, la operadora de los ómnibus amarillos, comenzará a tener competencia. Porque, aunque recorrerán circuitos diferentes,los ómnibus de ambas empresas tendrán pasarán por algunos puntos en común.

Saldrán a la calle el 1° de marzo con 14 buses cero kilómetro –anticipan desde Gray Line Argentina-. Contarán con un novedoso sistema de venta de tickets, que evitará que el pasajero tenga que ir hasta algún local ubicado en la otra punta de la Ciudad para comprarlos o tomar el servicio.

Para subir a un Gray Line no hará falta tener un ticket impreso, sino que se usarán e-tickets. Se podrán comprar a través de buenosairescitybus.com o de graylineargentina.com. Tendrán un código QR que se podrá exhibir desde el celular al subir al bus. A partir de ese primer escaneo se contarán las 24, 48 o 72 horas de vigencia, según el ticket que se haya adquirido. De esta manera, se podrá tomar el servicio en cualquiera de las 20 paradas del recorrido.

El pase de 24 horas para viajeros internacionales costará US$ 29; el de 48, US$ 35, y el de 72, US$ 39. Mientras tanto, los pasajeros argentinos pagarán $ 889 por el pase de un día.

Gray Line fue una de las dos empresas que ganaron la licitación para prestar el servicio del bus turístico, realizada a mediados del año pasado. La otra es Rotamund, operadora desde 2008 del Buenos Aires Bus, y que ahora está asociada con General Urquiza y Sierras de Córdoba.

Las dos empresas competirán entre sí. Y si bien ofrecerán circuitos diferentes, pasarán por algunos puntos en común: Plaza Congreso, la Avenida de Mayo, el Paseo de la Historieta, San Telmo, la Bombonera, La Boca y Caminito, Costanera Sur, Puerto Madero, Galerías Pacífico, Plaza San Martín, Parque Thays y la Floralis Genérica, el MALBA, el Planetario y el Monumento de los Españoles.

El itinerario específico de Gray Line, identificado con el color rojo, empezará y terminará en Diagonal Norte y Florida, pasando por la Costanera Norte, el Monumento a Cristóbal Colón y el Parque de la Memoria; el estadio Monumental, el Barrio Chino, el Campo Argentino de Polo y el Museo Nacional de Arte Decorativo.

El servicio de Rotamund, en cambio, pasará por Plaza Italia y el Ecoparque, la Plaza Julio Cortázar -más conocida como Serrano-, el Distrito Arcos, y los Bosques de Palermo. Le habían asignado el color azul para sus micros, pero la empresa hizo un pedido especial para mantener su clásico amarillo.

Rotamund, que hoy ofrece su pase de 24 horas a $ 1.700 para extranjeros y $ 700 para argentinos, también vende tickets por Internet o desde el celular. Pero seguirá entregando tickets impresos, como un reaseguro en caso de que existan problemas de conectividad.

De todas maneras, ambas empresas están obligadas por los pliegos de la licitación a ofrecer wifi en las paradas y a bordo de los buses y un sistema de carga para el celular. Y, también, a vender e-tickets con un código QR. Por otra parte, deben ofrecer una audioguía con traducción a diez idiomas.

En cuanto a los micros, es obligatorio que el 30% del piso superior esté cerrado y que el resto pueda cubrirse con un techo plegable y que todo cuente con un sistema de climatización.

En Gray Line Argentina aseguran que, además, en su caso deberán cumplir con los estándares de calidad que exige la marca estadounidense. Para esto, importaron unos equipos canadienses para las audioguías, que tienen una tecnología GPS que hace que las pistas se activen automáticamente cuando se pasa por determinados puntos geográficos.

Las carrocerías de los buses de Gray Line fueron fabricadas por Metalsur, que tiene su planta industrial en Villa Gobernador Gálvez, Santa Fe. La semana próxima llegarán a Buenos Aires, para poder empezar a circular con pasajeros el domingo 1° de marzo.