Este fin de año, el gobierno porteño intensificó lo controles de tránsito y los resultados preliminares reflejan una mejora respecto a los festejos de 2018

Se dispusieronagentes en más de 20 puntos de la ciudad de Buenos Aires. Y al parecer, los resultados preliminares arrojaron una importante mejora respecto a los festejos de 2018 y la cantidad de autos secuestrados fue menor.

Fuentes oficiales informaron que durante la noche del 31 y la madrugada del 1 de enero, se intensificaron los controles, “sumando 10 puestos exclusivos» a los que se realizan habitualmente en diferentes puntos de la Ciudad. “Los resultados fueron muy positivos, con respecto de la noche del 31 de diciembre del año anterior.Entre ayer y hoy se concretaron un total de 3230 controles de alcoholemia, de los cuales sólo el 1,8%- dieron positivo. Por estupefacientes hubo 15 controles, de los cuales sólo uno (por marihuana) fue positivo.

Vale recordar que a partir de la última modificación del Código Contravencional, que rige desde el 1 de noviembre de 2018, quienes conducen superando los límites permitidos de alcohol en sangre serán sancionados desde $3.210 a $21.400. Por su parte, el conductor de un vehículo que se niegue a someterse al control de alcoholemia, estupefacientes u otras sustancias similares, será sancionado con una infracción de $6.420. Si se trata de un chofer de transporte público, la multa será de $12.840.

También hubo muchos de los festejos se trasladaron a las calles. Varias de las esquinas de los distintos barrios porteños fueron cortadas para que los vecinos pudieran celebrar la llegada del 2020. Lamentablemente en Caballito, ( Directorio y San José de Calasanz), se registraron incidentes leves, sin detenidos.