El martes 2 de julio ocurrirá el mayor fenómeno astronómico, que podrá observarse en forma parcial y total en todo el país. A  partir de las 16.30 y por casi 2 horas en nuestro país. El fenómeno trata de la alineación exacta de tres cuerpos en el espacio que conjugan en un mismo punto. Se trata del Eclipse Solar Total 2019, donde la Argentina y Chile tienen una platea preferencial para observarlo.

Será el mayor espectáculo astronómico, que pasará por dos países: Argentina y Chile y podrán admirarlo miles de personas.  Tal es así que cientos de extranjeros de todo el mundo, llegaron al sur del continente para ser protagonistas de semejante fenómeno.


El eclipse solar se produce cuando la Luna, nuestro satélite natural, se interpone entre la Tierra y el Sol. Así, la Luna oculta al Sol desde la perspectiva de la Tierra, estando los tres cuerpos celestes alineados entre sí.

El eclipse total de Sol se produce una vez cada 18 meses en alguna parte del mundo. Ese martes, se visualizará en su totalidad en una franja de 130km de ancho que recorrerá 11.252 kilómetros de Oeste a Este y comenzará por la mañana del 2 de julio en el océano Pacífico sur, al este de Nueva Zelanda y se moverá en dirección noreste. Luego tomará dirección sudeste y, al atardecer tocará tierra en Chile y finalizará en el Río de la Plata.

En nuestro país comenzará por la Cordillera de Los Andes, se observará en San Juan, La Rioja, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. Serán las seis provincias donde se podrá observar en su totalidad. Las ciudades por las que se verá en forma total incluyen Bella Vista y San José de Jachal, en San Juan; Chepes en La Rioja, Villa Corral y Merlo, en San Luis; Río Cuarto, Mina Clavero y Corral de Bustos, en Córdoba; Sancti Spiritu en Santa Fé y Junín, Chivilcoy, Mercedes, Lobos, Luján y Chascomús en Provincia de Buenos Aires; pero también será parcialmente visible en otras áreas.

El eclipse solar durará alrededor de 2 horas sobre el horizonte, y  ocurrirá a muy baja altura sobre el horizonte del oeste-noroeste: en términos generales, a 10° o menos.  Los puntos situados más al oeste cuentan con mejores condiciones.

Cómo se podrá ver en Buenos Aires

 Para verlo habrá que ubicarse en sitios altos y libres de obstáculos visuales, como árboles, casas, o edificios en esa dirección (ya que se producirá cerca del horizonte)

El porcentaje máximo del Sol que se verá oculto por la Luna dependerá del lugar desde el cual lo observemos, disminuyendo a medida que nos alejamos de la franja de totalidad (ver imagen).

  En la ciudad de Buenos Aires y el área metropolitana, el eclipse se verá en un 99% (siempre y cuando no esté nublado) «Ese 1% que resta para que sea total convierte al eclipse solar en parcial e impide que el cielo se oscurezca. Es tan poderoso nuestro astro rey, que el ese 1% de luz que escapará de la sombra de la Luna no hará posible la tan ansiada noche durante el día, aunque hay que aclarar que no se hace de noche realmente, sino que se oscurece todo», explicó el licenciado Mariano Ribas, coordinador del Área de Divulgación Científica del Planetario de la Ciudad de Buenos Aires, Galileo Galilei.

Comenzará alrededor de las 16:30h, aumentando el porcentaje de Sol oculto hasta el máximo que se producirá a las 17:44h, para luego volver a disminuir el porcentaje cubierto. El Sol será ocultado por el horizonte antes de que finalice el eclipse. Sobre la franja de totalidad, cuanto más al Oeste nos ubiquemos, mejor visibilidad tendremos.

Los investigadores explican el eclipse solar total en relación con los tamaños del Sol y la Luna y su distancia de nuestro planeta. «El Sol es 400 veces más grande que la Luna y se encuentra aproximadamente 400 veces más lejos de la Tierra. Debido a esta coincidencia, la Luna parece lo suficientemente grande como para cubrir el Sol por completo durante el eclipse total de sol», indicó Ribas.

El último eclipse total de Sol fue visible en los Estados Unidos el 21 de agosto de 2017 y recorrió casi todo el país de oeste a este.

«En esta oportunidad (2019), se podrá observar al final del día, alrededor de las 17.44 hs en una banda de 130 km de ancho que atravesará Argentina de oeste a este, hasta unos kilómetros al sur de Buenos Aires, y puede durar hasta dos minutos y medio», precisó Rodrigo Díaz, investigador del CONICET en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio en Buenos Aires (IAFE).

 El 14 de diciembre de 2020, Argentina será nuevamente testigo de este fenómeno. Mientras que el eclipse de este martes ocurrirá de tarde, el de 2020 será al mediodía con el sol alto».

Precauciones y cuidados a la hora de ver el eclipse

No observar el eclipse sin elementos de protección adecuados porque puede ser perjudicial para la vista. (causan un daño irreparable en la retina ocular). Salvo en los breves instantes que dura la totalidad (cuando el Sol está 100% cubierto por la Luna), donde podemos observar a simple vista sin peligro, los oftalmólogos advierten que nunca hay que mirar el eclipse en ningún grado de su parcialidad sin anteojos con filtros especiales (se consiguen en comercios del rubro astronómico o vía Internet).

Observar un eclipse solar es una experiencia inolvidable, pero mirar directamente al Sol puede producir retinopatía solar.

Rogelio Ribes Escudero, oftalmólogo del servicio de Oftalmología del Hospital Alemán, afirmó que no se puede mirar directamente porque hay riesgo de dañar la retina.

1- NO se debe mirar el Sol directa o indirectamente, con o sin eclipse. La luz del Sol nos puede dejar ciegos.

2- NO observar del eclipse solar sin ser supervisado por un adultos que sepa del tema, preferentemente en un observatorio astronómico con profesionales capacitados.

3- NO utilizar lentes comunes de sol. Sólo lentes especiales que posean un filtro que bloquee los rayos dañinos del Sol. Estos filtros deben cumplir la norma y contar con la etiqueta ISO 12312-2. Estos filtros no solo reducen la luz solar visible a niveles seguros y cómodos, sino que también bloquean la radiación solar ultravioleta e infrarroja. Hay que tener especial cuidado con los adquiridos en el comercio informal, que no cuenten con la certificación adecuada o que el certificado sea falso.

4- NO mirar el sol a través de una cámara, teléfono inteligente, binoculares, telescopios, o cualquier otro dispositivo óptico sin filtro solar certificado para este uso. Por otra parte, tanto los filtros hechos en casa (vidrio ahumado por ejemplo), como los anteojos de sol tradicionales no son seguros para mirar el sol, aunque estas sean oscuras.

5– NO usar una placa radiográfica para visualizar el sol, está prohibido.