El Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad coordina, a través del Comité de Seguridad en el Fútbol, un espacio integrado por miembros del Poder Ejecutivo porteño, de la Legislatura, del Ministerio Público Fiscal, de la Policía de la Ciudad, de la AFA, de la Superliga y representantes de clubes. Éste elabora orientaciones y recomendaciones en materia de seguridad para los eventos futbolísticos, controla el ingreso del público y objetos prohibidos en los estadios, realiza esquemas de ordenamiento, seguridad y evacuación y solicita la clausura en el caso que se compruebe que los estadios no son seguros.

A su vez, gestiona la «base de antecedentes sobre violencia en eventos futbolísticos» de la Ciudad y formula denuncias por delitos o contravenciones.

Desde inicio de 2019, el Comité de Seguridad en el Fútbol realizó operativos en 75 partidos de Superliga, 25 de copas internacionales y 95 del ascenso. Allí, se controlaron más de 1.700.000 personas, de las cuales a 869 se les impidió el ingreso y 57 de ellos fueron detenidas, ya que contaban con pedido de captura.

En ese mismo lapso de tiempo, 2.007 personas fueron incorporadas a un listado con prohibición de ingreso por solicitud del Comité, que se publica periódicamente en el Boletín Oficial en el marco del Programa Tribuna Segura. Además, se inició el proceso para que 4.705 personas tengan prohibido ingresar en las canchas por haber participado en episodios de violencia.

En el marco del nuevo Código Contravencional porteño, también se realizan controles a los cuidacoches ilegales («trapitos») y en el caso de no deponer su actitud, la policía los detiene. En el período de enero a agosto se detuvieron a 38 personas y se labraron 1.629 actas contravencionales. También cabe destacar que en caso de detectarse cuidacoches ilegales los vecinos pueden llamar al 911 para que las autoridades intervengan.

También se comenzó a controlar la instalación de parrillas, ya que generalmente no contaban con habilitación ni controles bromatológicos básicos. Por este motivo fueron secuestradas 60 parrillas ilegales y se instalaron 10 puestos de comida bajo estricto estudio bromatológico en las canchas de River y Boca.

Otros de los temas en los que se trabajó durante este año fue en el ordenamiento y control del tránsito en las inmediaciones de los estadios. Se registraron 8.195 multas de tránsito, 6.348 controles de alcoholemia, 128 controles de micros y la retención de 35 vehículos.

A su vez, se instaló una Guardería de Bicicletas en inmediaciones al estadio de River Plate, en Av Figueroa Alcorta y Basavilbaso, y se están sumando cada vez más estaciones de Ecobicis cercanas a las canchas.

Además, se secuestró mercadería apócrifa por más de 9.980.000 pesos y se detuvo a 9 personas por este ilícito.

En materia tecnológica, con el objetivo de reforzar la seguridad, se implementó el Sistema Aerostático de Vigilancia, un mecanismo de visualización montado en un globo aerostático con cámaras para el uso diurno como nocturno. El mismo puede elevarse 300 metros con un ángulo de visión 360 grados y seguir objetos a kilómetros de distancia.

A su vez, se instalaron cámaras móviles en puntos estratégicos de las inmedicaciones de los estadios, que son sostenidos por una red autónoma que garantiza las comunicaciones en situaciones de emergencia o ante señales débiles.

Por otro lado, durante los operativos se instala un Centro de Monitoreo Móvil para el seguimiento de imágenes, ubicado en las inmediaciones de los estadios donde los operadores trabajan con las cámaras de monitoreo y las del globo aerostático. También se instaló una Torre de Videovigilancia paras controlar los ingresos y egresos a las canchas.

Finalmente, se acordó entre la Ciudad de Buenos Aires y el Estado nacional la recomendación de instalar vidrios antivandálicos en micros que trasladan equipos de fútbol. La Nación participa de los operativos a través de la Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos, la CNRT, el Ministerio de Transporte y fuerzas federales de seguridad.